¿Qué debe hacer una empresa para traer al país, sin inconvenientes, equipo de protección personal (PPE)?

En el mes de junio, México empezó a reactivar diversos sectores de la economía y líneas de producción que habían sido paralizadas por las medidas de contingencia establecidas para frenar el COVID-19.

Habrá cambios sensibles. Uno de los más ostensibles será la adquisición de equipos de protección personal para los profesionales que comparten áreas de trabajo.

¿Tu empresa está preparada para ofrecer este tipo de equipos a tus trabajadores? Para apoyarte a regresar “a la nueva normalidad” con 100% de tu capacidad y la protección necesaria a tu capital humano, preparamos una lista de recomendaciones que debes aplicar en la importación de ítems imprescindibles de protección personal a México.

1. Conseguir un proveedor de confianza.

Aunque estés contra el reloj para encontrar dónde comprar tus equipos de seguridad personal, debes investigar bien el mercado para encontrar a las empresas más reconocidas del medio y que no tengan quejas hechas públicas.

Solicitar materiales en PDF –o hasta en video– sobre el método de fabricación de los productos también es una buena sugerencia, tanto para asegurar que cumplan con los estándares mínimos, como garantizar que la empresa realmente existe.

2. Revisar bien el catálogo de productos del proveedor.

Cuando se trata de materiales de protección personal, hay que evaluar con cuidado el precio y la calidad del material. Además, también detalles como certificaciones completas, con el nombre del fabricante, son imprescindibles para no adquirir mercancía sin valor de protección real.

En el caso de cubrebocas, por ejemplo, debes buscar aquellas que tengan al menos certificaciones de la agencia estadunidense que cuida de medicamentos y alimentos (la FDA) y la de 2015 de la Comisión Europea (CE), que autentifica que un producto presenta requisitos robustos de seguridad, salud y protección ambiental.

Si puedes adquirir material con certificación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), mejor.

Sin embargo, por la carga de trabajo de la Comisión después que el gobierno federal decretó emergencia sanitaria, la entrega de certificaciones ha tardado algunas semanas.

Por otro lado, para uso personal (es decir, cuando no es para uso médico ni para comercialización), es posible importar material de protección sin la certificación de la COFEPRIS.

3. Conocer las normas de ingreso del producto al país (o pedir ayuda a una comercializadora).

Los materiales de protección personal también pueden ser herramientas para determinar síntomas, como los termómetros. En todos los casos, es del interés público la correcta manipulación y regulación de estos productos.

Por ello, todos están sometidos a un estricto control para su ingreso al país, que van desde normas de etiquetado hasta contar con padrones sectoriales como importador.

En todo caso, es importante que el proveedor facilite la ficha técnica del producto, para que la agencia aduanal determine la fracción arancelaria y, así el listado de requisitos a cumplir, tanto para el producto como para el importador.

Si el importador no cumplir con las licencias necesarias, puede buscar el apoyo de una comercializadora para el ingreso de la carga a México.

4. Determinar objetivamente las condiciones de entrega.

Es importante conseguir del proveedor la garantía de capacidad de producción. La demanda para el sector está bastante alta y el proveedor debe tener la capacidad de declarar si puede o no cumplir con tu expectativa de fecha de entrega.

Este tipo de materiales está tardando entre una y tres semanas para ser producido, y debes considerar también el tiempo de transporte a tu puerta.

Las condiciones de entrega, ambos en origen y en destino, deben ser detalladas. Normalmente, las negociaciones de estos productos contemplan Incoterms® FCA o FOB.

Para firmar contratos de importación en este momento, es fundamental asesorarse con tu agente de logística, ya que muchos aeropuertos han adoptado nuevas regulaciones que pueden cambiar a cada semana.

5. Revisar si los costos son transparentes.

Al recibir una cotización, verifica si los valores listados incluyen impuestos, tasas de importación y/o exportación, servicios agregados y otros detalles del tipo, para no espantarse cuando llegue el orden de pago.

Verifica también la vigencia de la cotización, debido a la volatilidad de los precios de los productos más solicitados.

6. Contratar un freight forwarder de confianza.

Los precios de todas las modalidades de transporte, la disponibilidad de unidades, de salidas y los tiempos de transito han cambiado con bastante frecuencia. ¿Sabías que hoy el Aeropuerto de Shanghái (PVG) es uno de los más saturados y caros de China y del mundo?

Además, como hemos mencionado en el punto 3, empresas que no cuentan con un padrón de importador pueden apoyarse con una comercializadora, que muchas veces trabajan en conjunto con un agente aduanal, para poder importar la mercancía con su padrón de importador textil.

Un equipo como el nuestro, en Europartners Group, que ha trabajado incesantemente por toda la contingencia, está actualizada de la situación en todos los continentes y medios de transporte. Podemos darte las opciones que cumplan tus requisitos de presupuesto y expectativas de fecha de entrega, asesorándote en los procesos de exportación e importación.

7. Revisar todos los detalles finales de la importación.

Si cuentas con un freight forwarder de confianza, él se encargará de este paso. Las tareas aquí son bastante específicas.

Como ejemplo, listamos algunos de los detalles imprescindibles para la importación de mascarillas a México:

  • El paquete debe traer un aviso de “non-medical” para poder exportarse sin problemas
  • Se requiere contar con el padrón de textiles
  • La mención “mascarillas no aptas para uso médico” debe venir en todos los documentos utilizados para su importación
    • Usar la palabra “tapaboca” o “cubrebocas” puede complicar el proceso
  • Deben estar correctamente embalados
  • No pueden salir de cualquier aeropuerto
    • El material producido en la China metropolitana no puede exportarse desde Hong Kong, por ejemplo

8. Asegurar la carga.

Con la apertura a la reactivación de la economía, los equipos de protección personal ahora sufren un elevado riesgo de robo, por su alta demanda.

Las aseguradoras piden que la carga viaje con monitoreo constante y algunas hasta recomiendan custodia armada para tránsitos en México.

Pensando en las necesidades inmediatas de tu empresa, en Europartners Group estamos desarrollando planes para facilitar el acceso de empresas mexicanas a equipos de protección personal. Contáctanos ahora para conocer más sobre esta iniciativa.